28 de octubre de 2014

Antichrista

No me ha tocado en suerte decidir cuáles son los libros del siglo XX que han de formar parte del canon de la Literatura, ni decidir cuáles son los mejores escritores de la actualidad. Ni siquiera me ha pedido nadie que escriba un manual de Historia de la Literatura o que escriba este post.
Tampoco podría afirmar si Amelie Nothomb va a ser una de las elegidas por los eruditos encargados de ello. Pero la escritora francesa de origen japonés (o viceversa) tiene unos méritos innegables para quien tiene la cabeza abotargada de trabajo intelectual: es breve, inteligente, incisiva y muchos dirán que algo provocativa.
Pongamos por ejemplo la novela que nos ocupa. Su tema podría haber sido objeto de una novela juvenil -el enfrentamiento entre dos personajes, una joven de baja autoestima y figura de la abeja reina de la clase . 
La trama, cómo una hija única, tímida, cae bajo en embrujo de una compañera de clase manipuladora, podría haber sido objeto de interés para colecciones de editoriales dedicadas a alertar de los problemas de la juventud. Por no hacer alusión a la extensión: de haber caído en manos de otro de escritor la novela podría haber ocupado al menos 300 páginas.
Pero Amelié es diferente. Toma este asunto aparentemente cotidiano y lo explota al máximo, con un humor hiriente y muy irónico. Blanche, la protagonista de la obra,  llega a la universidad y comprueba con estupor cómo la reina de la clase, Christa, le dirige la palabra e incluso hace con ella el trayecto de vuelta a casa. De camino Christa le cuenta cómo varios días a la semana tiene que hacer un viaje en tren de dos horas para ir a clase y sugiere a Blanche la posibilidad de pasar la noche en su casa. Blanche no da crédito. ¡Esta horrorizada de alegría!. Tiene una amiga, ésta es maravillosa y quiere ir a su casa.
Los padres de Blanche se muestran también satisfechos: por fin su hija tiene una amiga. Cuando Christa llega a la habitación de Blanche para pasar la noche, la reina de la clase deja caer su máscara y se muestra tal cual es: una auténtica tirana que humilla constantemente a Blanche. le roba su intimidad espacial y espiritual y consigue engañar a sus padres granjeándose su cariño y logrando desbancar a Blanche en su corazón. Ésta ve cómo de pronto su  austero dormitorio se llena de pósters de gusto dudoso, cómo el silencio de su refugio se llena de notas desafinadas de rock alemán, y cómo  sus padres caen bajo el embrujo de Christa y la comparan constantemente con ella.
Blanche decide que convertirse en  Antichrista y desenmascarar a su enemiga. Descubre los vacíos de su compañera de habitación e investiga su vida para tratar de resolver su existencia.
Una novela que, como he señalado, aborda un tema muy real, lo explota hasta los límites más insospechados en aproximadamente cien páginas y concluye con una frase magistral  que descolocará por completo al lector y dará que pensar a más de uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS