20 de enero de 2014

Cómo se salvó Wang Fô

Para todos aquellos que soléis visitar las bibliotecas públicas o las librerías es importante considerar que los mejores libros no son sólo los que están en la zona de adultos. Es cierto que los que conectan más con nuestros intereses y temas que más nos preocupan son tratados por obras que se encuadran en esta sección. Sin embargo nos podemos encontrar muchas sorpresas.
Una de ellas es la historia de Cómo se salvó Wang Fô. Este cuento está publicado por la editorial Gadir, una empresa que ha recogido creaciones literarias de grandes autores dedicadas a los niños y a los jóvenes. Cómo se salvó Wang Fô es un cuento largo escrito por una brillante Marguerite Youcenar, que aborda cómo una manifestación artística, en este caso la pintura, es capaz de mejorar el mundo real.
La vida de Wang Fô transcurre en la China de los Hang. Wang Fô es un pintor maravilloso, capaz de dotar de vida todo lo que
retrata. Y a pesar de poder ser un hombre rico gracias a su arte, prefiere recorrer el imperio buscando motivos para dibujar, acompañado de su fiel aprendiz Ling. Ling cuida de su maestro, le prepara las tintas, busca comida para los dos e incluso llega a sacrificar su vida para salvar a Wang.
Y es que el emperador de China manda arrestar a Wang. El emperador ha sido educado al margen del mundo, rodeado solamente por las pinturas de Wang Fô, por lo que ha creído siempre que el mundo era un lugar maravilloso. Al llegar a la edad adulta y realizar su primer viaje fuera de los muros que le protegen, el emperador descubre que la realidad que tiene que gobernar es mala y desagradable, a diferencia de lo que reflejaban los cuadros del maestro. 
Por ello, y por no ser capaz de reinar en su mundo de belleza y bondad, el emperador castiga a Wang Fô a que le quemen los ojos, para que no pueda ver su obra; y a que le corten las manos. Así no podrá seguir creando una realidad que escapa de su poder. Antes de que se cumpla su sentencia, Wang Fô deberá terminar un lienzo inacabado. Y aquí, en su poder creador, en un lienzo casi en blanco encontrará el sabio maestro un modo de escapar a su condena.
Esta novelilla de Marguerite Youcenar destaca no sólo por su argumento. El modo en que está escrita, que recuerda a los relatos orientales, las leyendas insertas dentro del mismo, el ritmo lento de la narración, la intriga, las características de los personajes, nos muestran a una autora capaz de ocultar su verdadera identidad para hacerse transformarse en una escritora del lejano oriente. 
La ambientación, perfecta en cuanto al lenguaje y el ritmo, toma una nueva dimensión gracias a unas maravillosas ilustraciones que nos acercan a la antigua acuarela china.

1 comentario:

ENTRADAS