5 de febrero de 2013

Desde la biblioteca

Sois ya unos cuantos los que me venís preguntando porqué no publico más y se actualiza tan poco en los últimos tiempos este blog. No es que haya arrinconado (nunca mejor dicho) esta bitácora al ámbito más oscuro de mi cerebro. Es más, puedo decir que añoro aquellos tiempos en los que no sólo podía sino que consideraba un deber publicar un post diario.
Sin embargo este año se ha empeñado en alejarme de vosotros. Primero lo está haciendo con un máster sobre Bibliotecas y Patrimonio Documental, muy interesante y a la vez muy exigente lo que me aleja de esta URL. (Palabro que domino gracias al máster y que utilizaré como sinónimo de dirección web). Por otro lado, mi trabajo en la biblioteca de San Pedro me roba una parte destacada del día. Así que de libro en libro y de lector en lector voy retardando el escribir reseñas, noticias, opiniones, citas...etc.
No por ello he dejado de leer obras de literatura. Y aunque no voy a hacer una reseña de lo que he leído hasta ahora os diré que me muevo entre dos extremos: la novela policíaca y los clásicos.
En la novela policíaca he encontrado una vía de escape para la realidad cotidiana. He descubierto autores completamente desconocidos para mí, como Fred Vargas, cuyo libro Sin hogar ni lugar publicado en Siruela os recomiendo encarecidamente. Os reiréis y a la vez os encandilará su argumento.
Otro libro de la misma autora que me ha gustado por su originalidad ha sido Huye rápido, vete lejos, en el que la amenaza de la peste medieval se hace presente en la capital francesa en pleno siglo XX.
Si os interesa un análisis de una sociedad distinta, realizada a través de una narrativa que sigue las líneas más puras de la novela negra no debéis perderos Invierno ártico, la última obra del autor de La mujer de verde, disponible en RBA. La intriga se desarrolla en Islandia, una sociedad para mí desconocida hasta el momento en que leí la obra y que me sorprendió con fuerza.
En el lado clásico estoy enganchada a Dickens: tras Grandes esperanzas e Historia de dos ciudades ha caído David Copperfield y ya está esperando en la estantería La pequeña Dorrit. Mientras tanto voy leyendo Madame Bovary, próximo libro que comentaremos en el club de lectura de la biblioteca.
No es mucha la información que os aporto sobre cada uno de los libros. Sólo os puedo decir que merece la pena leerlos. Espero que os sirvan de orientación para la elección de obras y que hagáis vuestras sugerencias. 

7 comentarios:

  1. Muchas gracias por las sugerencias, que tendré muy en cuenta, especialmente en los que se refiere a clásicos, pues la novela negra no me va mucho, pero seguro que a mi marido le encanta.

    De Dickens no he leído ni el primero que mencionas no¡i el que te está esperando. ¡Qué lujo un club de lectura con libros como Madame Bovary, sin duda, uno de los que más me ha marcado en mi vida!

    ¡Ánimo con todo!

    Un abrazo, querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te aseguro que si lees primero Que se levanten los muertos (para situarte con los personajes) y luego Sin hogar ni lugar, te lo pasarías fenomenal. (Se los puedes comprar para el 14 de febrero y luego les echas un ojo). :-)
      Fred Vargas es el pseudónimo escogido por una profesora de Historia Medieval y de Arqueología de Francia y te aseguro que te captura en la mayoría de sus libros. Del que no tengo buenas referencias es de su última obra: Fluye el Sena, una colección de relatos de misterio.
      Un beso muy fuerte y ánimo con todo
      Marian

      Eliminar
  2. Anónimo2/05/2013

    Muchas gracias por tus sugerencias. Tengo esperandome en mi estanteria el que tu estás leyendo de Dickens: Historia de dos ciudades. Ya te diré. Los últimos que he leído y que me han hecho pasar buenos ratos. por si te sirvenson:
    Leonor de Aquitania, El vaso de planta y una temporada para silbar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2/05/2013

      El primero lo lei hace tiempo, me gustó la personalidad de esta mujer, pero se me hizo algo árdua la lectura. Los otros dos son totalmente desintoxicantes, los recomiendo también, los he leido este curso.Isa

      Eliminar
    2. No me digas que tú también lees a Fred Vargas. Ja, ja, ja. De lo que se entera uno en un blog.

      Eliminar
  3. Querer es poder y el objeto de tu deseo bien vale la pena.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hassprin:
      Buff, menuda respuesta más filosófica. En el fondo (y en la superficie tienes razón). Estoy también un poco vaga últimamente. Tendré que hacerte caso.
      Un abrazo

      Eliminar

ENTRADAS