28 de septiembre de 2012

Poema sáfico






Qué dulce tu nombre así dicho,
Entre las palabras, entre el aire,
En tu oído.


Carlos Pereira

2 comentarios:

  1. Qué dulce el nombre de esta ninfa
    diosa de los montes de los ríos
    de la aurora sonrosada.

    (Gracias por este poema, Tato!)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/01/2012

    Por el camino de la sencillez es donde encontrás la perfección. Es una poesía preciosa.
    Un abrazo
    Marian

    ResponderEliminar

ENTRADAS