13 de diciembre de 2011

Los tesoros de la Biblioteca Nacional







Ni los incunables, ni las partituras antiquísimas …uno de los objetos que más atrapa la atención del visitante en la muestra es el primer ordenador portátil usado en la Biblioteca Nacional.

Fue allá por 1996 y el “mamotreto”, visto por nuestros ojos acostumbrados a la planicie de los dispositivos actuales, costó la friolera de un millón de pesetas de la época.

Un recorrido por la historia de la magna Biblioteca- desde su fundación (1711) con las colecciones francesas de Felipe V hasta el último grito en catalogación digital- es el objetivo de la exposición Biblioteca Nacional de España: 300 años haciendo historia (hasta el 15 de abril), que abre el fuego de los actos de celebración del tricentenario de la institución cultural más antigua de España y será inaugurada este martes por los reyes. Y es que pocas como ella pueden presumir de atesorar uno de los fondos más ricos e universales del mundo.

El viaje por las entrañas del gigante no es fácil y dadas las dimensiones de sus catálogos- más de 28 millones de documentos almacenados, 250 kilómetros lineales de estanterías en sus sedes de Recoletos y Alcalá de Henares- sacar a la luz algunos de sus tesoros ha requerido una intensa labor de síntesis por parte de sus organizadores.

“Ha costado montar la exposición dos años y se han sacado más de 240 obras. Aunque es imposible abarcarlo todo”, confiesa apenado el comisario, José Manuel Lucía, catedrático de Filología Románica de la Universidad Complutense e investigador asiduo durante más de dos décadas.

Entre las joyas expuestas abundan las curiosidades, que nos desvelan que en los riquísimos fondos “hay más que libros”. Mapas, estampas litográficas, fotografías, archivo sonoro, cartelería, códices e incunables se disputan espacio y protagonismo.

Ana Belén García Flores

Más información: RTVE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS