6 de diciembre de 2011

Haiku


Nuestra escritora de haikus, Susana Benet termina de presentar en Madrid su libro Huellas de escarabajo, acompañada del poeta Andrés Trapiello. El acto, lejos de ser una ceremonia fría o comercial, se convirtió pronto en una reunión de amantes de la poesía japonesa, a los que Susana deleitó con un haiku inédito:

Saqué del agua
a la avispita muerta,
… y estaba viva.

3 comentarios:

  1. ¡Qué bonito! Y el dibujo es perfecto.

    ResponderEliminar
  2. A mí este haiku me gusta por dos motivos. Por una parte por la sensibilidad que demuestra la escritora, que descubre una pobre avispa muerta y la denomina como avispilla, con lo que incluye una implicación afectiva y luego, la sorpresa y felicidad al descubrir que la vida ha ganado a la muerte de nuevo, aunque sea en un ser tan pequeño como ese insecto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joseluís G.3/28/2013

      Este comentario manifiesta tanto talento y tanta sensibilidad en quien lo traza como los que muestra quien ha compuesto el haiku que interpreta. Da gusto haber leído los dos.

      Eliminar

ENTRADAS