30 de noviembre de 2010

Guerra

Para todos los que sufren, pasan frío y hambre
Llega el invierno, hace un frío atroz. Cuandose pasa mal, lo percibimos como dolor. El frío se vuelve más penetrante que nunca; para la gente que vive en condiciones normales, el invierno no es más que una estación del año de turno, preludio de la primavera, pero para los desgraciados y los infelices, es una catástrofe, un infierno. Y el primer invierno de la guerra ha sido realmente gélido. Las estufas de nuestro piso están frías y las paredes, cubiertas por una capa de escarcha, blanca y lanosa. No tenemos con qué hacer fuego porque no se puede comprar leña; tampoco es posible robar ningún haz. El castigo por hurtar cabón: la muerte; por hurtar madera: la muerte. La vida humana vale ahora tanto como un pedazo de carbón o un trozo de madera. No tenemos nada para comer. Madre se pasa horas enteras en la ventana, estoy viendo su pétrea mirada. En muchas ventanas se puede ver a personas mirando hacia la calle, por lo visto esperan algo, confían en que algo suceda.
Con una pandilla de chiquillos, deambulo por los patios; medio jugamos, medio buscamos algo que llevarnos a la boca. A veces, a través de una puerta nos llega el olor a sopa hirviendo. En momentos así, Waldeck, mete la nariz en una de sus rendijas y  empieza a aspirar febril y frenéticamente aquel olor al tiempo que con auténtica fruición se frota la barriga, como si estuviese senado a una mesa llena de manjares; no tardará, sin embargo en volver a mostrarse alicaído y de nuevo se sumirá en la tristeza.
En una ocasión, llega a nuestros oídos la noticia de que en la tienda junto a a la plaza del Mercado van a distribuir caramelos. Nos plantamos allí enseguida y formamos una larga cola de niños ateridos y hambrientos. Hace rato que  han pasado las primeras horas de la tarde y se acerca el crepúsculo. En medio de un frío glacial, pasamos allí el resto del día, toda la noche y aun el día siguiente. De pie, nos pegamos unos a otros, nos abrazamos, todo con tal de no congelarnos. Finalmente, abren la tienda, pero en lugar de golosinas, cada uno de nosotros recibe una lata vacía que sí las había contenido (¿que dónde han ido a parar los caramelos?, ¿que quién se los ha quedado?, lo ignoro). Debilitado, rígido de frío y, sin embargo, feliz en ese momento, llevo a casa el botín: vale mucho, pues la pared interior de hojalata conserva, adheridos, restos de azúcar. Ahora, madre hierve agua y la vierte en la lata; así obtenemos una bebida caliente y dulzona, nuestro único alimento.

Kapuscinski, Ryszard : La jungla polaca ; Barcelona : Anagrama

28 de noviembre de 2010

Orfeo

Orfeo, hijo de la musa Calíope y del dios Apolo, es uno de los personajes que ha tenido mayor resonancia en el mundo de las letras y ha sido objeto de recreaciones por parte de otras artes como el cine, en la película El Orfeo negro, de Cocteau, o en literatura, en la novela breve de Claudio Magris, Usted comprenderá, Señor, presidente, publicada en Anagrama. Como es probablemente conocido, Orfeo se casó con Eurídice, y a la muerte de ésta, consiguió llegar al Hades, el mundo de los muertos, valiéndose de su extraordinario don como cantor. Allí convence al dios de los muertos para que permita que Eurídice vuelva a la vida y el dios accede con una condición, que Orfeo no mire hacia atrás antes de salir de la región del inframundo. sin embargo Orfeo no consigue resistir la tentación de ver a su mujer y antes de salir del Hades, mira hacia atrás y marca así el destino definitivo de Eurídice. El destino de Orfeo es triste: muere apaleado por un grupo de mujeres borrachas, tras haber renunciado a mantener relaciones con ninguna de ellas tras la muerte de su esposa. Los miembros del cuerpo de Orfeo fueron arrojados al mar y la tierra donde murió sufrió numerosos males. Los dioses anunciaron que sólo acabarían cuando fuera rescatada la cabeza de Orfeo.
Los cuadros en los que se tratan diferentes momentos de la historia de Orfeo son también numerosos. He aquí una pequeña muestra de ellos.


Orfeo y Eurídice. Louis Ducis.,(1775-1847) 


Orfeo y Eurídice. Frederich Leighton.1864





Orfeo lamentando la muerte de Eurídice. Jean-Baptiste-Camille Corot, c. 1861-65.
Orfeo rescatando a Eurídice. Jean-Baptiste Corot. 1861
Orfeo en el Averno. Mihil Stefanescu, 1870
Orfeo y Eurídice, bajada al Averno.  Rubens
Orfeo y Eurídice de Federico Cervilli.

Orfeo, trovador cansado. Giorgio De Chirico, siglo XX














La muerte de Orfeo. Durero, 1494.

La cabeza de Orfeo. Gustave Moureau (!865)

25 de noviembre de 2010

Decálogo del escritor, según Ana María Matute

Ana María Matute, Premio Cervantes 2010
* «El escritor nace, no se hace: es una cuestión de ser o no ser»
* «Escribir es también una forma de protesta. Casi todos los escritores comparten el malestar con el mundo»
* «Mientras haya un poeta, la poesía existirá»
* «Maestros, estudios nunca estorban; pero no crean»
* «Escribir es muy difícil, sobre todo hacerlo de forma sencilla»
* «Lo 'políticamente correcto' casi nunca es literario»
* «No hay universidad que enseñe lo que enseña la vida»
* «Escribir es una forma de ser y de estar»
* «Un libro no existe en tanto alguien no lo lea»
* «El día que piense que he escrito algo perfecto, estaré muerta»

 Un decálogo abierto al debate. ¿Casi todos los escritores escriben como una forma de expresar su malestar? ¿Los estudios no crean? ¿Y si no sabemos leer ni escribir? Si un libro no existe en tanto alguien no lo lea, ¿mientras haya un poeta, la poesía existirá? Y todo este decálogo no es una expresión "políticamente correcta".
Ana María Matute es el nuevo Cervantes, sus novelas son buenas y algunas muy buenas. Sin embargo este conjunto de frases son algunos lugares comunes reinventados, que merecen ser reflexionados y me temo que criticados. Dejo abierta la puerta a vuestros comentarios.

24 de noviembre de 2010

Nace Copia, la primera red social de e-reading del mundo

Descrita como “mitad tienda de libros online, mitad red social” y “la primera plataforma real de e-reading del mundo”, Copia ha lanzado una plataforma diseñada para unir las compras de libros, la lectura y los debates.
Existen muchos sitios, como Goodreads, que permiten compartir las listas de libros, hábitos de lectura y críticas con otros usuarios, sin embargo Copia tiene la intención de unir la colaboración y la actividad social con el propio e-book para que los debates puedan ser llevados a cabo en tiempo real, justo en las páginas del texto.
Como otros sitios Web para compartir libros, Copia anima a los usuarios a crear una librería de cada libro que hayan leído, a valorarlos y a escribir reseñas y críticas. El contenido del sitio (los libros y las notas generadas por los usuarios) puede ser visualizado por: valoraciones de la comunidad, etiquetas de los usuarios o editores, notas, popularidad y precio.
El elemento social que el sitio quiere promocionar incluye enlaces a Facebook y Twitter, así como la capacidad de formar grupos de estudio y clubes de lectores. Sin embargo, el elemento más interesante es la actividad que se realiza desde las propias páginas de los libros, que además rompe la idea tradicional de que la lectura es una actividad solitaria. Este servicio está disponible como aplicación para escritorio y para iPad, pero están desarrollando aplicaciones para otros sistemas operativos móviles.

Tomado de ABC

Fomentando la lectura

Cualquier padre, madre, tío, tía, profesor o bibliotecario que se precie, aspira a suscitar el placer por la lectura en los que le rodean. Parece que no es posible imponer el gusto y la afición por los libros por medio de la imposición; ¿o quizá sí?

23 de noviembre de 2010

HAIKU






Recogimiento.
En el jardín un pájaro
canta en voz baja.




Invierno



Con trajes rojos
anuncian el invierno
desde el acebo.

@Maria Ángeles Lluch

Sin pies, sin manos... sin dientes


A veces la realidad puede ser percibida como un chiste, y esto también sucede en el ámbito de los libros. Primero fue el libro grabado en tabletas de arcilla, cera o en piedra, luego el pergamino, el papiro, el papel, el libro digital que nos deja aparentemente casi sin libro, y de nuevo parece que retornamos a la piedra, como señala Julián Marquina en su artículo tomado de la Vanguardia Llega a Europa el primer papel hecho de piedra caliza, yeso o marmol.

Sin árboles, sin agua, sin cloro y fotodegradable, un nuevo papel que se hace a partir de piedra caliza, yeso o mármol, llega a Europa con el objetivo de convertirse en la alternativa medio ambiental al elaborado con fibra de celulosa tradicional.
Un 80 por ciento de polvo mineral y un 20 por ciento de una resina no tóxica, que actúa como aglutinante, son los ingredientes necesarios para producir Terraskin, como se denomina este nuevo tipo de papel que ha sido presentado este jueves en Madrid.
Esta composición permite producir un material muy resistente al agua, a la grasa y a las roturas, características que lo hacen apropiado para la fabricación de bolsas, etiquetas auto-adhesivas y envoltorio de jabones entre otras aplicaciones.
"Terraskin" se comercializa actualmente en EE.UU. y aterriza en Europa de la mano de la empresa española EmanaGreen cuyo director, Ignacio Schmidt, se ha mostrado convencido en su intervención de que éste no es un producto del futuro, "es para ser utilizado aquí y ahora".
No precisa madera, no gasta agua ni la contamina, no requiere blanqueado, utiliza un 50 por ciento menos de energía que el convencional y un 50 por ciento menos de emisiones de CO2 en su incineración, necesita un 30 por ciento menos de tinta y es degradable con una exposición al sol de entre tres a nueve meses.


22 de noviembre de 2010

Susana Benet


Acuarela de Susana Benet
Las entradas llueven hoy en el Rincón, casi como en el otro lado de la ventana. Y las noticias crecen como plantas. Susana Benet, una de las más destacadas escritoras de haikus del panorama nacional español ha accedido a colaborar con el blog. 
Susana Benet nació en Valencia en 1950 y escribe poesía, relato y pinta acuarela. 
Ha publicado los poemarios "Faro del Bosque" (editorial Pre-Textos, 2006), "Lluvia menuda" (Editorial Comares, 2007)y "Jardín" (Editorial Krausse, 2010) en el que combina haiku y acuarela. Es co-autora del libro "La muerte" (Editorial Krausse, 2009). Ha sido incluida en las antologías de haiku: "Poetas de corazón japones", "Brisa del mar", "Perro sin dueño" y "Tertulia de haiku". Publica relato breve y cuentos en diferentes revistas. Como acuarelista ha ilustrado haikus en la página "El rincón del haiku" así como portadas de libros y revistas. Actualmente imparte talleres de haiku.

Agradecimiento



Esta entrada es solo, nada más y nada menos, que un agradecimiento a todos los seguidores del blog. Este sábado 20 de noviembre estuvisteis presentes en una mesa redonda organizada por la Universidad de Navarra sobre Nuevas Tecnologías, Blogs y Filología. No hubiera sido posible de no haber sido por vuestra fidelidad durante todo este tiempo. Seguiremos bloggueando.

No intentes arreglarlo, que es peor

Para las chicas del fondo antiguo, María y Belén

Normalmente cuando vamos a una biblioteca, no solemos cometer errores tan garrafales como los de Mr. Bean en este video. Pero , si alguna vez estropeamos por accidente algún libro, debemos acudir siempre  al bibliotecario antes que intentar hacer una chapuza por nuestra cuenta.

20 de noviembre de 2010

18 de noviembre de 2010

Cursos de escritor on line


Todos los que tienen dotes de escritor están de enhorabuena. Con las Nuevas Tecnologías de la Información podéis hacer desde vuestra casa cientos de cursos relativamente baratos para encauzar vuestro talento y, quién sabe, si también para conseguir algún premio y el reconocimiento público en el futuro.
Concretamente hoy, navegando por Internet he encontrado la información sobre un sitio que ofrece este tipo de cursos: El Portal del escritor.
 En este momento, en  su Web está abierto el plazo de inscripción para realizar un curso que os ayudará a los aficionados a escribir novela corta. Os transmito  la información fundamental sobre este taller así como el link para que podáis acceder al temario completo.

Nombre del curso: Taller de iniciación a la novela.
Contenido: Curso que incluye teoría, escritura de tu propia novela, comentarios del profesor, foro, chats
Duración: Tres meses.
Precio: 60 €/mes ó 100 € pago único (oferta válida hasta el 15 de Octubre)
Plazas: 20.
Duración: Tres meses (seis temas y 12 propuestas de escritura semanales)
Fechas de inicio a lo largo del año: 15 de octubre, 15 de enero, 15 de abril y 15 de julio. Ya está abierto el plazo de matrícula.
Profesora: Diana P. Morales.
Descripción: Este curso pretende que el escritor aficionado comience y avance en la escritura una novela corta (entre 75 y 125 páginas), mientras experimenta con las diversas técnicas narrativas predominantes del último siglo (narrador, punto de vista, estructuras, temas, diálogos, etc...), tomando contacto con la obra de distintos autores clásicos que ejemplifican la teoría del curso. El curso es trimestral  y se compone de seis temas quincenales. Cada semana tiene una propuesta de escritura que es revisada por la profesora del curso.



15 de noviembre de 2010

El candelabro enterrado

 Para Teresa


Cuando empiezo varios libros que me atraen por su título, la publicidad que se ha hecho de ellos o las recomendaciones de mis amigos y se me caen de las manos una y otra vez, me resulta un auténtico placer descubrir un pequeño tesoro como esta novela de Stefan Zweig.
Este escritor austriaco se centra en la novela en un tema complejo: la salvaguarda de los objetos sagrados, de lo religioso, frente al ataque pagano.
Para ello desarrolla un argumento sencillo y redondo. Cuando los bárbaros entran en Roma, su jefe Genserico promete al papa León que en el expolio de la urbe sólo tomará los objetos valiosos y respetará la vida de las personas. Y tal como promete, asï obra: casa por casa, templo por templo Genserico se adueña con sus huestes de todo aquello que puede tener valor.
Aunque la mayoría de personas se sienten tranquilas al ver su vida a salvo, la comunidad judía permanece en vilo: durante años han permanecido en Roma porque entre los objetos del tesoro de palacio se encuentra la Menorá (el candelabro de siete brazos del templo de Salomón), objeto de valor religioso por su significación de vínculo y alianza con Dios. Y ahora, cuando ya pensaban que el candelabro iba a tener una patria en la ciudad italiana, ven amenazadas sus esperanzas con el expolio bárbaro. Muy pronto se confirman las sospechas: un judio que trabaja en el tesoro de palacio, observa cómo los invasores van llevándose todos los objetos valiosos. Sin embargo, entre tanta riqueza, la Menorá pasa desapercibida y en un descuido cae al suelo. El judio la entierra como puede, pero en el último instante un bárbaro la ve y la incorpora al botín.
A pesar de todos los intentos de los judios por recuperar el objeto sagrado, no lo consiguen y ante esta situación la asamblea de sabios toma una decisión: once ancianos seguirán al candelabro, junto con un niño, que pueda dar testimonio, cuando ellos hayan muerto, de que la Menorá existe y dónde se encuentra. Para la tarea sale elegido Benjamín, el nieto de uno de estos ancianos.
El pequeño empieza el viaje sin entender muy bien su propósito, pero el rabino más anciano, Eleazar, le explica todas aquellas cosas que el niño no entiende bien. Al llegar al puerto donde el tesoro va a embarcar, el candelabro cae al suelo y Benjamín se lanza para recuperar el objeto sagrado. Un golpe de un esclavo y un brazo roto por haber intentado tomar lo sagrado con sus manos serán todo lo que consiga.
La acción se desarrolla en dos tramos temporales, entre los que media un lapso de unos ochenta años. En el segundo de ellos, Benjamín es ya un sabio reputado en la comunidad judía. Sin embargo, su interior sigue atormentado pues no sabe qué es lo que Dios quiere de él. Será  el momento en  se reciban nuevas noticias de la Menorá, cuando sienta que su destino se va a descubrir.
En esta novela, además del valor de lo sagrado, la vanidad de la riqueza, la vocación del ser humano, Stefan Zweig analiza la religiosidad como un elemento que da sentido a la existencia no sólo de un ser humano, sino de todo un pueblo.

12 de noviembre de 2010

11 de noviembre de 2010

Lunes o martes

 Para Isabel
Perezosa e indiferente, sacudiendo con facilidad el espacio de sus alas, conocedora de su camino, pasa la garza sobre la iglesia, bajo el cielo. Blanco e indiferente, ensimismado, el cielo cubre y descubre sin cesar, se va y se queda. ¿Un lago? ¡Quítale las orillas! ¿Una montaña? Sí, perfecto, con el oro del sol en las laderas. Cae desde lo alto. Helechos o plumas blancas, siempre, siempre...
Deseando la verdad, esperándola, destilando laboriosamente unas pocas palabras, deseando siempre (se inicia un grito a la izquierda, otro a la derecha; ruedas golpean divergentes; omnibuses se conglomeran en conflicto), deseando siempre (el reloj asevera con doce claras campanadas que es mediodía; la luz vierte escamas de oro; niños se arremolinan), deseando siempre verdad. Roja es la cúpula; de los árboles cuelgan monedas; el humo sale lento de las chimeneas; ladrido, alarido, grito. «Compro metal»... ¿Y la verdad?
Como rayos orientados hacia un punto, pies de hombres, pies de mujeres, negros o con incrustaciones doradas (Esa niebla... ¿Azúcar? No, gracias... La commonwealth del futuro), la luz del fuego salta y deja roja la estancia, salvo las negras figuras y sus ojos brillantes, mientras descargan una camioneta fuera, la señorita Thingummy sorbe té en su mesa escritorio, y las vitrinas protegen abrigos de pieles.
Cacareada, leve cual hoja, rizada en los bordes, pasada por las ruedas, plateada, en casa o fuera de casa, reunida, esparcida, derrochada en diferentes platillos de la balanza, barrida, sumergida, desgarrada, hundida, ensamblada... ¿Y la verdad?
Recordar ahora junto al fuego del hogar la blanca plaza de mármol. De las profundidades de marfil se alzan palabras que vierten su negrura, florecen y penetran. El libro caído; en la llama, en el humo, en las perecederas chispas; o ya viajando, la bandera en la plaza de mármol, minaretes debajo y mares de la India, mientras los espacios azules corren y las estrellas brillan... ¿la verdad?, o bien, ¿satisfacción con su proximidad?
Perezosa e indiferente la garza regresa; el cielo cubre con un velo sus estrellas; las borra luego.

Virginia Woolf

10 de noviembre de 2010

¡Que fácil es escribir!

Para N. Jazmati, que está aprendiendo a escribir
 
Un rotulador robado a una madre agobiada, un trozo de pared y media hora fue lo que necesité con dos años para rellenar  las paredes de una habitación de cabezas de mi oso de peluche. Por suerte era bastante pequeña todavía y el mural no llegó hasta el techo de la habitación.
Poco después, el jardín de infancia. La lengua fuera, el lápiz me lo daba la profesora y tenía que rellenar renglones hasta conseguir que fueran iguales que el ejemplo de la línea impresa: "mi mamá me mima y me domina", expresión curiosa con la que el destino me castigaba por la gamberrada de dos años antes. Y a los seis años, los cuadernos, los primeros dictados, las matemáticas y demás asignaturas de la escuela y el instituto.
Si consideramos lo que le cuesta al niño aprender a escribir, parece casi un chiste que la escritura tardara milenios en aparecer. Lo que a nosotros nos costó cinco años, al ser humano le ocupó cinco milenios durante los cuales su forma de transmitir las ideas pasó por una serie de estadios. En primer lugar se utilizó el pictograma, un dibujo que asume el significado del objeto representado. Si dibujaba un bisonte, el significado era ese: el animal conocido como bisonte. Si la pintura era un árbol, el sentido estaba claro: árbol.
Con el tiempo apareció el ideograma, una imagen convencional o símbolo que en la escritura de ciertas lenguas significa una palabra, morfema o frase determinados, sin representar cada una de sus sílabas o fonemas. Así un ojo puede significar mirar, una estrella el cielo, etc.; o, retomando el dibujo anterior, bisonte podía significar bisonte, pero también cazar.
Este sistema  suponía una mayor riqueza expresiva pero, a la vez, requería un elevado número de signos distintos y originaba una gran confusión, junto a la dificultad de ser interpretado por la multitud de significados que podía tener. La aparición del fonograma supuso la asignación de un valor fonético fijo al dibujo. Su aparición se debe a la necesidad de transcribir nombres propios, flexiones verbales, adverbios…etc.
La invención de los alfabetos se remonta al segundo milenio antes de Cristo. En la zona de Siria y Palestina surgió el llamado alifato.  Las necesidades de tipo comercial de los pueblos allí establecidos favorecieron la aparición de un nuevo sistema de escritura que partía de la simplificación de la escritura cuneiforme, contaba con el reconocimiento del alfabeto fonético y terminó dando como resultado un alfabeto consonántico destinado a escribir lenguas que, como las semíticas, tienen raíces consonánticas casi siempre trilíteras, en las que las vocales sirven como procedimiento gramatical para formación de derivados, conjugación, formación de plurales, etc.  El alifato se dividió en dos: el fenicio y el arameo, de los que más tarde derivaron los alfabetos más utilizados en el mundo -excepto chino y japonés.
Los griegos, probablemente, conocieron este sistema de escritura en la ciudad Gibl (en Libano de hoy), un importante centro cultural y de comercio que llamaron Biblos; lo adoptaron en Grecia, transformando algunas consonantes y semi-consonantes en vocales. También variaron la dirección de algunas letras y generalizaron el modo de escribir de izquierda a derecha. Su aparición se suele fechar hacia el 900 a. C. 
Cinco años, sólo cinco años de práctica y conseguiremos dominar el arte de la escritura, resultado de una serie de descubrimientos que el ser humano realizó a lo largo de cinco milenios de su historia.

9 de noviembre de 2010

La construcción de un cuento



Para escribir un cuento podemos seguir varios procedimientos. Uno de ellos es redactar las respuestas a una serie de supuestas preguntas ordenándolas en tres partes, introducción, desarrollo y desenlace, conforme a la estructura que debe tener el texto. El resultado será el cuento. 
Para el principio de la narración las preguntas pueden ser:
-¿Quién es el personaje principal?
-¿Cuáles son sus cualidades o características más importantes?
-¿En qué tiempo tiene lugar lo que se cuenta?
-¿Cuál es la situación de las cosas en el momento en que empieza la historia?
-¿Qué se propone hacer el protagonista?
-¿Por qué quiere hacerlo?
El desarrollo del cuento puede estar formado por las respuestas a las siguientes preguntas:
-¿Qué hace el protagonista?
-¿Qué problemas encuentra para alcanzar su objetivo?
-¿Le sorprende algún peligro?
-¿Tiene que superar alguna prueba difícil?
-¿Encuentra alguna situación misteriosa a la que se tiene que enfrentar?
-¿Tiene que resolver algún enigma?
El final del cuento nos lo pueden facilitar las siguientes preguntas:
-¿Cómo resuelve el protagonista los problemas planteados?
-¿Qué hace para alcanzar su objetivo?
-¿De qué modo supera los peligros que encuentra?
-¿De qué manera modificará su mala conducta a causa de la desagradable experiencia vivida?
 -¿Ocurrirá algo al final del relato que cambie el significado de todo lo anterior o que introduzca algún elemento sorpresivo?
Este sistema de preguntas implícitas y respuestas explícitas pueden seguir un orden lógico dispuesto por nosotros mismos, pero también podemos escribir las preguntas en fichas independientes y mezclarlas entre sí para que sea el azar quien fije el punto de partida, la dirección del recorrido y el final del argumento. En este caso, podremos elegir parte de las fichas, según nuestra idea inicial, prescindiendo de las que consideremos innecesarias para lograr nuestro propósito.

Por Eutiquio Cabrerizo




6 de noviembre de 2010

El caso Kurílov



Si hace veinte años eran minoría los que conocían a Irene Nemirovski, en la actualidad son pocos los que no han leído alguna de sus obras. Desde el descubrimiento y publicación de Suite francesa, el éxito de la escritora rusa de origen judío ha ido en aumento y durante los últimos años se han ido sucediendo las ediciones en castellano de obras no traducidas o inéditas.
Entre estas últimas se encuentra la novela que hoy reseño, El caso Kurílov, editada por Salamandra hace ya un tiempo. El argumento de la obra es sencillo: Lonya, bolchevique por herencia familiar, cuenta su implicación personal en el atentado que acabó con la vida de Kurílov, primer ministro del zar Nicolás II, conocido por el pueblo por su frialdad y crueldad. Lo que podría haberse contado como un bestseller se convierte en una obra destacada gracias a la sensibiblidad de la autora y a técnica narrativa.
La novela se inicia con una primera escena, narrada por un narrador externo, que, como si fuera una cámara de cine, nos refiere el encuentro de dos hombres de mediana edad en una café de Niza. Uno es Lonya, el otro, el policía encargado de investigar los hechos que rodearon el caso Kurílov. Durante su conversación Lonya mantiene su anonimato y se niega a explicar su participación en los hechos.
La segunda parte de la novela está formada por un manuscrito encontrado en la casa de Niza, a la muerte de Lonya, en el que éste explica en primera persona su implicación  en el caso Kurílov, desde sus inicios como revolucionario, hasta su entrada en calidad de médico suizo en casa de Kurílov, pasando por su observación del carácter de este personaje y la transformación en la forma de pensar de Lonya, que pasa de una fría e implacable incomprensión hacia el primer ministro a la empatía con el mismo.
Además del análisis psicológico de los personajes y la explicación de su evolución interior, la narración destaca por su ritmo, ni lento ni frenético y  que atrapa desde el principio así como por su ubicación en un momento histórico de máxima efervescencia. Otro aspecto destacado de esta novela es la variedad de temas que aborda: la compasión, la lealtad, el odio, el azar, la ambición, la vanidad de las cosas del mundo y la muerte son algunos de los más destacados.
Una novela accesible para todos, que admite varios niveles de lectura.

5 de noviembre de 2010

Llama de amor viva

Para Iutta, in memoriam
Hoy ha muerto una buena amiga. Mis palabras no son las mejores para expresar todo lo que ella era. Tomo por ello prestada la siguiente poesía de  S. Juan de la Cruz.

1. ¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
¡rompe la tela de este dulce encuentro!

2. ¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando. muerte en vida la has trocado.

3. ¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su Querido!

4. ¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras
y en tu aspirar sabroso,
de bien y gloria lleno,
cuán delicadamente me enamoras!

4 de noviembre de 2010

El crítico literario según Pessoa






La función del crítico debe concentrarse en tres puntos: 1º, estudiar al artista exclusivamente como artista, y del hombre no introducir en el estudio más que lo rigurosamente preciso para explicar al artista; 2º, buscar lo que podríamos llamar explicación central del artista (si es de tipo lírico, dramático, lírico elegíaco, dramático poético, etc.); 3º, dada la esencial inexplicabilidad del alma humana, cercar esas búsquedas de una leve aura poética.

Fernando Pessoa

Otoño








Se viste el aire
con la niebla primera
teñida de oro


@María Ángeles Lluch

3 de noviembre de 2010

Aviso sobre BlogLeo

A todos los que estáis interesados en seguir con la actividad de lectura en común comentada os dejo aquí esta entrada para daros un aviso y dejar paso a vuestras sugerencias de lecturas.
El aviso es que este mes no voy a comentar un libro, sino que voy a ver una película que trata sobre el tema de la lectura colectiva: Conociendo a Jane Austen. Os propongo que la veáis solos o en compañía y publiquéis en esta entrada las ideas que os sugiera este film.
El segundo aspecto en el que os pido vuestra colaboración activa es en las sugerencias. No quiero ser yo la única que tome las decisiones en cuanto a los libros que vamos a abordar y es muy gratificante recibir ideas de todos los que seguís el blog. No hace falta una gran lista de obras: si sugerís una o dos que os resulten especialmente interesantes será suficiente para elaborar una pequeña lista.

ENTRADAS