20 de noviembre de 2010




Visten las rocas
sus terciopelos verdes.
Llueve sin pausa.

@María Ángeles Lluch

4 comentarios:

  1. Un instante muy bien reflejado en la foto y el haiku. Gracias por visitarme. Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Dios mío, mein Gott!
    Pero... si parece que estás hablando del monte Aloia (http://es.wikipedia.org/wiki/Monte_Aloia)

    ResponderEliminar
  3. Precioso blog ... me uno a él.

    Un beso :-)

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios.
    A ti, Susana, porque un elogio tuyo, vale su precio en píxeles.
    El tuyo Jose, en tiempo.
    Y el de Toñi, en cariño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

ENTRADAS