5 de noviembre de 2010

Llama de amor viva

Para Iutta, in memoriam
Hoy ha muerto una buena amiga. Mis palabras no son las mejores para expresar todo lo que ella era. Tomo por ello prestada la siguiente poesía de  S. Juan de la Cruz.

1. ¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
¡rompe la tela de este dulce encuentro!

2. ¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando. muerte en vida la has trocado.

3. ¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su Querido!

4. ¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras
y en tu aspirar sabroso,
de bien y gloria lleno,
cuán delicadamente me enamoras!

2 comentarios:

  1. Anónimo11/09/2010

    Lo siento tanto o más que tu, Mª Angeles. Son muy acertadas las palabras de S. Juan de la Cruz

    ResponderEliminar
  2. Espero que sobre todo las palabras sean acertadas para Iutta, una de las mejores personas que he tenido ocasión de conocer.
    Gracias

    ResponderEliminar

ENTRADAS