6 de noviembre de 2010

El caso Kurílov



Si hace veinte años eran minoría los que conocían a Irene Nemirovski, en la actualidad son pocos los que no han leído alguna de sus obras. Desde el descubrimiento y publicación de Suite francesa, el éxito de la escritora rusa de origen judío ha ido en aumento y durante los últimos años se han ido sucediendo las ediciones en castellano de obras no traducidas o inéditas.
Entre estas últimas se encuentra la novela que hoy reseño, El caso Kurílov, editada por Salamandra hace ya un tiempo. El argumento de la obra es sencillo: Lonya, bolchevique por herencia familiar, cuenta su implicación personal en el atentado que acabó con la vida de Kurílov, primer ministro del zar Nicolás II, conocido por el pueblo por su frialdad y crueldad. Lo que podría haberse contado como un bestseller se convierte en una obra destacada gracias a la sensibiblidad de la autora y a técnica narrativa.
La novela se inicia con una primera escena, narrada por un narrador externo, que, como si fuera una cámara de cine, nos refiere el encuentro de dos hombres de mediana edad en una café de Niza. Uno es Lonya, el otro, el policía encargado de investigar los hechos que rodearon el caso Kurílov. Durante su conversación Lonya mantiene su anonimato y se niega a explicar su participación en los hechos.
La segunda parte de la novela está formada por un manuscrito encontrado en la casa de Niza, a la muerte de Lonya, en el que éste explica en primera persona su implicación  en el caso Kurílov, desde sus inicios como revolucionario, hasta su entrada en calidad de médico suizo en casa de Kurílov, pasando por su observación del carácter de este personaje y la transformación en la forma de pensar de Lonya, que pasa de una fría e implacable incomprensión hacia el primer ministro a la empatía con el mismo.
Además del análisis psicológico de los personajes y la explicación de su evolución interior, la narración destaca por su ritmo, ni lento ni frenético y  que atrapa desde el principio así como por su ubicación en un momento histórico de máxima efervescencia. Otro aspecto destacado de esta novela es la variedad de temas que aborda: la compasión, la lealtad, el odio, el azar, la ambición, la vanidad de las cosas del mundo y la muerte son algunos de los más destacados.
Una novela accesible para todos, que admite varios niveles de lectura.

1 comentario:

  1. Me encantó la Suite francesa y me impresionó la vida de la escritora.

    Gracias por el post.

    Un saludo. Toñi

    ResponderEliminar

ENTRADAS