9 de septiembre de 2010

Corazón de tinta


Para Agustina, a la que robé el libro de las manos.

¿Qué ocurriría si le diéramos la vuelta a la Historia Interminable y en lugar de tener un protagonista que entra dentro de la narración que está leyendo encontramos dos figuras capaces de sacar de los libros que leen a sus personajes?
Esta es una descripción muy breve de lo que va encontrarse quien se acerque a una novela, Corazón de Tinta, editada por Siruela en su cuidada colección Las tres edades.
La protagonista central es Meggie, una niña de 12 años que vive con su padre, Mo, en un mundo en el que los libros tienen una gran importancia. Mo es encuadernador y restaurador de libros y ha conseguido que su hija se aficione a ellos desde pequeña. Meggie tiene siempre a mano libros, su casa está llena de ellos, y pasa el tiempo sumergida en los universos de ficción.
Sin embargo, Mo nunca le ha leído en voz alta a Meggie. Su excusa es que no le gusta leer en voz alta y que no sabe hacerlo bien. Sin embargo el motivo es mucho más oscuro y así se lo hace entender a la niña un misterioso y bastante inquietante personaje llamado Dedo Polvoriento que aparece una noche en su casa.
Antiguo conocido de su padre, Dedo Polvoriento hace surgir entre Meggie y su padre todo un universo de dudas, que acaba aclarándose cuando, al ir a casa de Elinor, dueña de una maravillosa colección de libros, raptan a Mo y se llevan un libro titulado Corazón de tinta. En ese momento Meggie descubre que todos los seres misteriosos que aparecen y desaparecen en su vida sembrando el caos han sido traídos al mundo por su padre cuando tenía la costumbre de leer en voz alta historias a su mujer. Cada vez que Mo traía al mundo un personaje de ficción desaparecía algo de la vida real y en una de las ocasiones fue la propia madre de Meggie la que desapareció en el interior de la novela Corazón de tinta, de la que sale a su vez el ser más malvado de todos los tiempos: capricornio.
La tarea de Meggie, Elinor y de Mo será conseguir encontrar el modo de devolver los personajes a la historia, salvar a la madre de Meggie y destruir el nefasto libro Corazón de tinta.
La autora del libro, Cornelia Funke, se muestra como profunda conocedora de la literatura infantil. Cada capítulo se inicia con una cita de libros del género tan conocidos como El hobbit, El señor de los anillos, Las crónicas de Narnia, La historia interminable, Tom Sawyer o La princesa prometida.

Un libro que gustará a los jóvenes y también a los adultos que sean capaces de sumergirse en el mundo de la fantasía y que disfruten con una narración bien construida.

4 comentarios:

  1. Veo que siguen haciendo la misma literatura ñoña y considerando a los niños como pequeños retrasados.
    Desde niño me parecía detestable sentir ésta condescendencia y ñoñería dirijida a los menores.
    Ésto puede ser qur se haya convertido en un patrón por el cual se guían los que producen éste tipo de literatura.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/13/2010

    A mí no me ha parecido un mal libro para público infantil e incluso juvenil.
    Creo que existe un problema y es el nivel dessde el que partimos cuando empezamos a leer.
    Hay personas que tienen una capacidad lectora más alta, una mayor capacidad crítica...etc.
    Otras parten de un nivel más bajo. No están acostumbrados a leer nada medianamente bueno, ni a estar sentados cinco minutos en el mismo sitio.
    Este libro está bien construido, tiene una estructura elaborada y lógica, una trama interesante, datos sobre la elaboración de los libros y la historia de los mismos, incluye aventuras, un personaje infantil con sentimientos propios de la edad, con numerosas referencias a otros libros que pueden funcionar como reclamo para nuevas lecturas.
    No he creído captar esa condescendencia que sí he visto en otras obras.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, a mí el libro no me ha disgustado, aunque los primeros capítulos no me apasionaron.
    Creo que merece la pena por su fantasía y porque la autora sabe crear un ritmo narrativo inteligente.
    De todos modos, para gustos...los libros.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/12/2012

    a mi me encanto el libro, porque cuando tu lees cualquier libro te sientes como el personaje principal, para entender o leer un libro no tiene que ver cada palabra despues de cada hoja, sino tienes que ver como todas las aventuras que en este poseen salen a floten y van tomando forma por si solos como si el autor solo hubiera creado a los personajes y cada quien crea su propia historia y le da vida y forma a toda la trama en general y me doy cuenta que siendo yo una lectora de 12 años leyendo libros "mayores" a mi capacidad lectora me dí cuenta de que el leer un libro no es para entretener unos segundos el momento sino para crear su propia historia y este libro nos demuestra eso y aun más que solo los que sienten lo mismo que o al leer pueden entender.

    ResponderEliminar

ENTRADAS