9 de marzo de 2009

Luisito . Una historia de amor

Para Luisito (mi periquito), muerto en 2007


Hace ya unos años, échale unos ocho, me llamó mi hermana Isabel para contarme que tenía un problema. Se había encontrado un periquito maltrecho por la calle, pero no podía quedárselo en casa.
Después de camelar a mi marido, trajimos al perico a casa. Era esmirriado, tenía un ala descolocada, pero, a pesar de todo se hacía querer. Entre sus habilidades innatas estaba la de imitar el chasquido característico que hace en sus películas un actor humorístico francés, Luis de Funes. Por eso decidimos llamarlo Luis. Pero, era tan poca cosa, tan pequeño, que acabó siendo Luisito. Y en lugar de ser Lusito de Funes, se convirtió en Luisito, el de Funes, porque en mi región hay un pueblo con ese nombre.

Hace unos días pasé por una librería y vi un libro de tapas rojas. Lo había escrito Susana Tamaro y se titulaba Luisito. Una historia de amor. Y sobre la o de Luisito había un papagayo muy colorido. Por curiosidad entré en la tienda, cogí el libro y miré el resumen de la contraportada: ¡era la historia de una señora que se encontraba un loro en la basura y le ponía de nombre Luisito! Semejante coincidencia no me dejó indiferente y compré el libro.

Susana Tamaro relata en esta novela breve la historia de una mujer viuda, cuya existencia transcurre monótonamente tras la muerte de su marido y la independización de sus hijos. Un caluroso día de verano, al bajar la basura, un misterioso ruido le lleva a investigar en el basurero, donde encuentra un hermoso loro del Amazonas.

Sin pensarlo dos veces, la viuda lo coge, lo lleva a su casa y procura que se sienta lo más cómodo posible. El nombre para el ave lo tiene claro: Luisito, en recuerdo de su mejor amiga, Luisa, ya fallecida, con la que ha vivido las mejores experiencias de su vida. Al hilo de la aparición de Luisito se empiezan a remover todos los recuerdos de la viuda: las alegrías y sueños de infancia con su amiga Luisa, su vocación de profesora, su matrimonio y vida familiar -llena de desencanto y cinismo. Luisito, con sus colores, encarna la esperanza para la protagonista. Despierta en ella las ganas de vivir y le lleva a desplegar una actividad inusitada para ella hasta entonces. Por eso cuando una denuncia de un vecino le arrebata a Luisito, todo pierde sentido para ella.

Luisito es una novela entretenida, tierna, pero también en ocasiones ácida, desencantada ante los golpes y desilusiones de la vida, en la que lo único que parece como verdadero es la amistad. El loro del Amazonas, con su colorido, irrumpe simbólicamente en la vida gris de la viuda para cambiarla radicalmente. Un libro ameno, para coger en la biblioteca y leerlo en una tarde de lluvia.

3 comentarios:

  1. Buenas noches!! me acabo de llevar una grata alegría al encontrar este blog. La idea de compartir puntos de vista diferente sobre libros me resulta muy atractiva.
    El otro día leí el libro Luisito. Anteriormente había leido varias obras de Tamaro y al ver que había publicado una nueva no pude resistirme a la tentación de comprarla. Después de comprarla vi que iba dedicado a las maestras y mira por donde esa es mi profesión. Bueno, al grano. Después pasarme una agradable tarde de domingo leyendo la verdad que me dejó un poco fría. Sobre todo el final que no he llegado a entenderlo. Así que me gustaría que me pudierais comentar qué es lo que os sugiere el final. Gracias y Besos

    ResponderEliminar
  2. Kaixo!!! Acabo de entrar en la blog y me ha parecido fabulosa. Poder compartir opiniones sobre literatura es una idea que me resulta muy atractiva. Así que para empezar, me gustaría saber que te sugiere el final de la última novela de Susana Tamaro. Después de pasar una tarde agradable de domingo leyéndolo me quedé un poco fría al terminarlo. Entendeis el final??? Gracias y Besos

    ResponderEliminar
  3. Bueno, desde mi punto de vista la historia, aparentemente simple, es compleja.
    Una maestra lleva una vida gris. Todas sus ilusiones se han ido al traste. Ya no ejerce su profesión, su matrimonio ha fracasado, sus hijos no son lo que ella quería.
    Y en estas aparece el pájaro. Es un loro del Amazonas, un ser lleno de color. Símbolo de la libertad y de la ilusión (por su colorido) y también por su colorido podríamos incluso pensar que la autora lo emplea como símbolo de su orientación sexual. Esta idea se ve reforzada cuando descubrimos que el famoso Luisito es Luisita.
    El descontento de la protagonista con respecto a la familia y su marido, la valoración de su amistad con su amiga de la infancia, la aparición del arcoiris en dos momentos cumbre de la obra me parece que también nos hablan de una obra que no es tan ingenua como en un principio puede parecer)
    Estoy de acuerdo contigo en que el final es un poco extraño. Desde mi punto de vista un poco precipitado incluso. Creo que la autora debería haber profundizado un poco más en el porqué de la decisión del suicidio. Una persona no se quita la vida sólo por perder un pájaro y menos cuando ha descubierto que sus amigos le guardan un profundo aprecio y que le siguen queriendo. Es quizá el punto más flojo de la obra y una pena, porque al estar en último lugar es el que marca la impresión global de la obra.

    Te doy la enhorabuena por tu profesión. Me parece terriblemente complicada.Yo di clases y lo pasé mal, aunque la gente joven y la docencia me gusta. Quedé un poco frustrada al ver que mi trabajo se reducía a mantener la disciplina y no tanto a compartir mis conocimientos.

    Besos y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

ENTRADAS