11 de febrero de 2009

Anna Karenina

Sin duda muchos de los que entréis hoy en el Rincón y veáis el libro al que dedico mis pensamientos, sonreiréis. Y es que en efecto, pocos aficionados a la Literatura son los que no han leído esta novela de Lev Tolstoi y ninguno, me atrevería a decir, el que no ha oído hablar de ella alguna vez.

Lo que resulta sorprendente, desde mi punto de vista, es el planteamiento que generalmente se hace sobre esta obra. "Sí", dicen muchos, "la he leído. La historia de la seducción, adulterio y desgracias de Anna Karenina". "¡Profundo análisis de los problemas matrimoniales!" Y muy pocos se resisten a añadir "Estos rusos analizan como nadie la profundidad del alma humana".

Sin embargo, los que hacen esta afirmación sobre Anna Karenina, se limitan a realizar una gran simplificación sobre la obra de Tolstoi.

La novela comienza con la propuesta de matrimonio por parte de Lievin a Kitty, una joven de la alta sociedad, de gran corazón y mucho temperamento. Ésta, alentada por las pretensiones de su madre y por las expectativas que han suscitado en ella el comportamiento de Vronsky, personaje de moda de la sociedad rusa, rechaza a Lievin.
Sin embargo, todo se desmorona para ella, cuando, con la llegada de Anna Karenina, Vronsky pierde todo interés por ella y se dedica por completo a la seducción de esta mujer, casada, para su desgracia con un hombre frío, interesado sólo por su carrera y su posición social.
Lievin, despechado por la negativa de Kitty se retira a sus posesiones en el campo. Kitty enferma por el desengaño sufrido y por la culpabilidad que siente por haber rechazado al hombre que siente que quiere.


Por su parte, Anna intenta resistir a Vronski. Pero éste acaba seduciéndole y su marido enterándose de todo lo sucedido. Karenin, sin embargo, no se inmuta. Sólo exige una cosa de su mujer: que mantenga las apariencias y que no perjudique su vida social.
Lievin, enterado de la enfermedad de Kitty y de que ésta aún sigue soltera, acaba viéndola. Y, a pesar de que su orgullo le había hecho prometerse olvidarla para siempre, acaba casándose con ella.

No daré más datos sobre el argumento de la obra, pues en ella ocurren muchas más cosas, antes durante y después de los acontecimientos que he descrito y que considero los más relevantes. A partir de ellos me atrevo a proponer que Anna Karenina no es lo que su título parece indicar, es decir la historia de una mujer. Esta novela es mucho más. Es la descripción de la esencia de la vida conyugal mediante la contraposición de dos situaciones muy diferentes: la de Anna y la de Kitty. Las situaciones personales de ambas son complicadas y vienen a enriquecer el cuadro que se presenta con matices que ayudan a comprender la complejidad y problemas que el ámbito de la vida familiar puede llegar a presentar.

Un libro imprescindible, absolutamente recomendable y que todos deberíamos haber leído con reposo al menos una vez en la vida.

4 comentarios:

  1. De hecho, prefiero la historia entre Lievin y Kitty que la de la propia Anna Karenina. La mayoría de la gente le ha conferido la "fama" a ésta última pero para mí, la historia de amor entre Lievin y Kitty es insuperable.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/11/2009

    A mí me gusta muchísimo la historia entre Lievin y Kitty. Y aunque la prefiero, considero que la presencia de las dos en la misma obra es complementaria y así la una ilustra a la otra por contraste.
    Marian

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!Te invito a que pases por un nuevo espacio, intentamos crearlo en comunidad de escritores(POESIAS, CUENTOS, ETC).
    la direccion es

    http://poetasanonimossa.blogspot.com


    Poetas Anónimos

    Muchas Gracias

    ResponderEliminar
  4. Ya me he pasado por el nuevo sitio. Es muy interesante y ya me he suscrito. Verás cómo se te apunta un montón de personas que quieren dar a conocer un poco su faceta literata.

    ResponderEliminar

ENTRADAS