29 de noviembre de 2008

Rivalidades



A Dios, que creo la luna y la nieve.




La luna blanca
no es tan blanca en la noche
tras la nevada.








© María Ángeles Lluch

3 comentarios:

  1. Anónimo12/01/2008

    "Pero sigue siendo ella,
    la luna,
    regia dama nocturna,
    llena para la nieve,
    cuya blancura hace refulgir en sueños de agua…,
    que de sentimientos hablan
    y de emociones impregnan".

    Muy hermoso tu haiku, vecinita de al lado. Bellissimo! Y dime, Virgo ascendental, ofrecedora de lirios, ¿la fotito también es de vós?

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia la foto no es mía. Todavía no estoy cultivando ese arte.

    ResponderEliminar
  3. A la anónima amiga de al lado: el comentario de Jb Torres Guerra es mío; el problema es que me confundí de perfil en el ordenador. Lo dicho. La foto no es mía.

    ResponderEliminar

ENTRADAS