22 de octubre de 2008

¿Tomadura de pelo o intento artístico?

Después de una agotadora jornada, llena de conversaciones sobre haikus y literatura oriental, en la que algunas horas se pasaron a golpe de verso, llegó la luz en medio de la noche. Y de modo furtivo, como todo en la literatura, me levanté y escribí unas letras

El pirómano otoño
prende los bosques.
La luz impregna el aire.

Número de versos, correcto. Cómputo silábico, exacto. Tema, adecuado. Tiempo de composición... no me cuadra. ¿Se puede componer algo valioso en 15 minutos? A los visitantes me remito.

PD: Al bajar al trabajo andando, otro chispazo.

Noche negra de invierno-
lluvia de estrellas
vuelve las calles blancas.

Número de versos, correcto. Cómputo silábico, exacto. Tema, adecuado. Tiempo de composición... sigan ustedes

Como dicen los japoneses "koto to shidai ni wa", o lo que es lo mismo, la verdad y la mentira están separadas por una línea muy delgada y depende de cómo se miren.

5 comentarios:

  1. Una artística tomadura de pelo impecablemente intentada, cuyo efecto en quien lo lee viene a confirmar que los cálidos abrazos que, al cobijarnos en su regazo, nos reconfortan el alma con la sutil caricia de lo inefable que nos trasciende, no sólo se reciben con los brazos, sino que también podemos sentir esa misma calidez de esa misma entrañable caricia de abrazo con las sonrisas, con las miradas y, por supuesto, con las palabras… Esa luz de amarillos ocres otoñales…, la estelar que alumbra la negrura invernal…, las dos me han abrazado el alma, acariciándola con el abrazo semántico de tus palabras…
    Mi querida MaryAngels, sigue tomándonos el pelo con tus intentos artísticos (¡muy chamánica compruebo que empiezas: eso está muy bien!) porque estoy convencida de que, como champú, estas tomaduras van a surtir un cálido efecto beneficioso sobre la actividad de las células que componen la raíz capilar de nuestros cabellos.
    ¡Aho, vecinita de al lado!

    ResponderEliminar
  2. Rose, tu comentario resulta embriagador, como tu nombre. Pero no me halagues demasiado, que me lo creeré y seguiré escribiendo haikús o lo que sea. Todo será eso sí humorísticamente artístico.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pues parece interesante esto de los haikus, sobre todo cuando los japoneses llevan siglos practicando su escritura.No apreciarlos en su simplicidad, que no simpleza, diría poco de la inteligencia de la civilización occidental.
    Intentaré hacer mis pinitos en este otoño tan inspirador.
    Algunos de los que han escrito los chavales de primaria, y que aparecen en la página web El Rincón de Haiku que recomienda este blog, resultan más evocadores que cientos y cientos de páginas que publican muchos que dicen ser escritores.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola, me gustan mucho los haikus que has publicado en tu blog, aunque tengo una curiosidad digamos técnica sobre la métrica de tus haikus de esta entrada.

    Dices que el número de versos es correcto (sí, tres) y el cómputo silábico exacto. Analizando el haiku, veo que en ambos casos configuras los versos en 7/5/7 sílabas, 19 sílabas en total.

    Pero, y ya se que es ser purista y hoy la métrica es más laxa, la norma clásica dice que deben ser tres versos de 5/7/5 sílaba, 17 en total.

    ¿El cambio de métrica es buscado?

    Un saludo.

    ResponderEliminar

ENTRADAS